El edificio con el vano perforado y el operativo de colocación del reloj del que participó Policía Federal