El reloj cubierto días antes de su inauguración, creando una inusual expectativa a transeúntes.